jueves, abril 05, 2007

ACTORES, ANUNCIOS, SUEÑOS Y DESCUBRIMIENTOS

"humo de serenidad,

una gaviota volando quieta,

(...)

echo de menos el mar,

con lagrimas de amar"


Sí, echo de menos la tranquilidad del mar, sobre todo porque estos días me encantaría relajarme sentado en un espigón de rocas dentro del mar... y no puede ser.


Hoy fui a ver peli DISNEY, la de DESCUBRIENDO A LOS ROBINSONS, y me ha parecido espectacular. El guión es la leche, por decirlo de alguna manera. Recomendable 100%.
Y entre partes de la peli y el mensaje de un anuncio anterior a la peli, me he puesto a pensar en los sueños. El anuncio decía que de pequeños tenemos miles de sueños que vamos perdiendo y sólo los consiguen cumplir los que perseveran hasta el final. ¿Y si os digo que no me lo creo?

Los sueños se cumplen de tarde en tarde y al azar, así que igual te cansas de esperar y nunca te toca. Una mierda, así que para que tu vida se parezca a una peli hay dos opciones: o te conviertes en actor o guionista, o te vas replanteando los sueños.

Esta segunda opción es más triste, pero tiene sus variantes. Ya que el mundo no te da lo que te gustaría, cambia el mundo día a día y a tu manera. Muy difícil de explicar todo esto en poco tiempo, ya que mi ordenador sigue mal y no dispongo de mucho tiempo para robar al dueño de la casa.

Así que un besito para todos/as, y nada, a esperar el tiempo que haga falta para ver el mar (también me podéis enviar fotos del mar, ¡ejem!), y relax, porque estos días aunque a algunos les haya echo gracia mi cierto punto de alteración y discusiones baratas con camareros, clientes de bar, novias de colegas y demás, a mí no, que de bueno no me han traído mucho más que desahogar el estrés del resto del día y cosas malas, pero bueno, "¡cómo son las circunstancias!".

Y ya cuando tenga más tiempo iremos contando esas anécdotas nocturnas en las que la gente de mi grupo entra en un Chiqui Park a las 5:30 de la mañana o como se recorren el Palacio de Deportes entrando por el parking, como uno de ellos toca los bongos de una discoteca en plan artista residente y como otro se recorre una de las principales calles de Madrid un viernes a las 10:00 de la mañana con los pantalones y los calzoncillos por los tobillos, todo ello 100% real.

No sé si serían sus sueños, pero por lo menos son anécdotas divertidas para recordar entre todos.


"Y es que es lo normal,

aunque nos dé rabia

siempre ocurre igual"

3 comentarios:

Anónimo dijo...

añado algun verso de cancion...

"...y nos repartiamos los labios, y los dientes, y el hipo, y del alfabeto las impares..."


y os propongo a los que leeis este blog, que pongais aqui los versos de una cancion con los que os sintais mas identificados...se que sera dificil elegir...hay tantos, verdad? pero poner uno...aunque sea el que ahora os venga a la cabeza...

el perro dijo...

melacolico 100%
Aún me qdan chuches del chiquipark, y algún día conseguiremos pasar la puerta q lleva a la pista en el palacio de los deportes.
No se me ocurren versos así q dejo una mítica canción:
"ALBERTO BALADRÓN, LA CHUPA SIN CONDÓN".

L.V. dijo...

por favor, si tengo que tirar de censura lo haré.
Perro, vigile sus modales.