domingo, septiembre 20, 2009

lunes, septiembre 07, 2009

¿ALGUIEN QUIERE DECIR ALGO?

Sabiendo que todavía tengo un tema pendiente (el amor y la extraña sensación),
que han cambiado algunas cosas de mi vida,
que mi salud está en un extraño stand by en el que algunos sueños hacen referencia a eso,
que dos cifras (2 27) me rondan la cabeza sin querer pensar en su significado
y más cosas,
quería antes de nada hacer esa entrada en recuerdo de mi tío.

Porque como os digo no era un tío, era MI TÍO.
Una persona que al hablar cambiaba todo el entorno, haciéndote ver lugares y cosas con nitidez y transmitiendo una pasión vital que era difícil que no te llenara.
OTRA PERSONA MÁS QUE SIEMPRE GUARDARÉ CON CARIÑO EL RESTO DE MI VIDA.



********************************************************************
Terminé mi nuevo cd y lo varié un poco a lo pensado. Algunas canciones las subiré al myspace.
Dentro de poco grabaré otro cd con otras canciones que por estilo pegaban entre sí pero no en este.
Os dejo el título y las canciones:

EL ARTE DEL SUICIDA
1) Banzai
2) La pantaruja
3) El espantajo
4) Abismos (y praderas)
5) (Abismos) y praderas
6) En la ciudad del sol poniente
7) La revolución
8) Amor a 2000ºC
9) La ciudad que nunca le perteneció
10) Estela del firmamento
11) Fuga de tu habitación
12) Magdalena perdida en el oscuro bosque
13) En las alas de la red
14) Los últimos héroes

EN RECUERDO DE MI TÍO

Creo que era, fuera de mi núcleo familiar cercano, el familiar que más he apreciado y admirado en mi vida.

No era un tío, era MI tío, sin duda un familiar al que nos unía un vínculo muy fuerte.
Fechas importantes juntos, domingos de casa y fútbol, comer escuchando experiencias, excursiones camperas con sus miles de anécdotas y viendo los detalles que sólo una persona como él podía ofrecer...

...y ya no hablaremos más.
De forma inesperada, todo tan rápido. Y es algo que me duele tan horriblemente.
Joder, otra putada de esas de la vida.

No volver a hablar, no volver a escuchar las historias que nos han hecho conocer sitios y lugares sin haberlos visto, no apreciar el sonido del campo y de los animales y señalar su posición y decir de que animal se trataba...

Por muchos aspectos de su vida le admiré,
pero sobre todo ha sido su fortaleza y su modo de vida lo que más me ha marcado.
De mi padre aprendí casi todo lo que sé y en parte soy y todavía seré, las manías y las formas,
y de mi tío me queda esa pasión por vivir la naturaleza.
No me perdería en bici por las carreteras si no me gustara sentarme en mitad de un bosque a comer y sentir el silencio y a la vez los mil sonidos del entorno.

GRACIAS POR LO VIVIDO
y
ADIÓS,
que es una de esas cosas que nunca se dicen porque el momento no lo permite.

Me quedo con ese hasta luego,
porque confío en que esto es un hasta luego.
Confío en que un día volveré a veros,
en que de alguna forma podremos encontrarnos,
porque deseo y necesito fuertemente volver a escuchar a mi padre, ver de nuevo a mi abuela,
conocer al resto de abuelos,
y reencontrar a tantos otros que se han ido marchando.