sábado, enero 06, 2007

"...LOS MILENIOS SON UN DECIMAL..."

Quién me iba a decir ayer a las 19:30 que hora y media más tarde iba a estar viendo a Fangoria y a los Pet Shop Boys (amén de las Nancys Rubias, muy breves, y Pastora, que no vi). Pues ni más ni menos que el maestro Julio. Y aunque en un primer momento dudé (que estoy con catarro), dejar una entrada libre para este concierto me pareccía una locura.

Y... ¡cómo me alegro de haber ido! De los mejores conciertos en cuanto a puesta en escena de los grupos. Gran impacto visual de los decorados y del vestuario (geniales los acompañantes de los Pet Shop Boys, tanto bailando, como cantando, como ambientando el escenario... y que decir de Miss Andy y Miss Topacio, particulares gogós de Fangoria).



En cuanto al repertorio, Fangoria repasó en gran parte su último disco, EL EXTRANO VIAJE, y rememoró alguno de sus grandes éxitos en los "15 minutos de bakalao intenso" y continuo que prometieron durante la mitad de su concierto.

Por su lado, Pet Shop Boys hizo algo parecido. Canciones de su último disco, FUNDAMENTAL, entrelazadas con sus himnos particulares que al igual que anteriormente había conseguido Fangoria, hicieron del Palacio de los Deportes de Madrid una macrodiscoteca con más de 10.000 personas bailando. Las coreografías y los bailes de los acompañantes contribuyeron mucho a subir el ánimo de la gente. Espectacular final con "GO WEST".



Además tuve la ocasión de ver lo bien que toca el triángulo una de las Nancys, conocer al hermano de Nacho Canut, al hijo de Raphael, ver a Amaral a mi lado y de compartir espacio durante breves segundos con Alaska y Nacho (vaya tropezón de Alaska que casi se nos cae por saludar al maestro Julio).Y casi me lo pierdo... ¡menos mal!

Os dejo con una crónica de HÉCTOR LLANOS (EFE)



El dúo británico Pet Shop Boys ofreció su primer concierto del año en el Palacio de los Deportes de Madrid, como cabeza de cartel del Cee'd Winter Festival, en el que también participaron Fangoria, Pastora y Nancys Rubias.




El cantante del dúo, Neil Tennant, prometió diversión al público madrileño dentro de un espectáculo no hecho para ver sentado y en el que, desde un principio, Pet Shop Boys jugaron al contraste de grandes clásicos de su discografía, como Suburbia' y 'West end girls', con temas de su reciente álbum, 'Fundamental' —'Minimal' y 'Numb'—.


Una cuidada escenografía —en la que tanto Tennat como Chris Lowe juegan con su propia imagen, conscientes del poder icónico de la estética de ambos— y los constantes cambios de vestuario del coro y bailarines que acompañan al dúo, sustentan la puesta en escena de un concierto similar al que iban a ofrecer en Edimburgo el pasado 31 de diciembre y que el mal tiempo obligó a suspender.




La épica 'Heart' dio paso a los temas más bailables de los británicos, que convirtieron en una discoteca masiva el recinto madrileño, casi al completo de su aforo, con capacidad para 10.000 personas.


'West end girls' llegó sin apenas respiro para un público que bailó con 'Se a vida é','Flamboyant' y su conocida revisión del 'Always on my mind' de Elvis Presley, además de su dorada versión del 'Can't take my eyes off from you', en la que de nuevo el vestuario cobró especial protagonismo.


Los bises llegaron sin hacerse mucho de rogar, momento en que sonaron 'It's a sin' y la imprescindible 'Go West', que Pet Shop Boys rescataron de la discografía de Village People a principios de los 90 y que convirtieron en uno de los mayores éxitos de su carrera.




El breve concierto de Fangoria, que precedió al de los británicos y llegó tras las actuaciones de Pastora y Nancys Rubias, fue una inmejorable ocasión para comprobar la influencia de Pet Shop Boys en la propuesta del dúo de pop electrónico patrio formado por Alaska y Nacho Canut.


Una mordaz Alaska celebró el hecho de poder compartir escenario junto a uno de sus mitos "mientras en Madrid se celebran conciertos de La Movida" para luego ofrecer su propia visión de la electrónica, en la que las letras mantienen su hegemonía sobre las máquinas.

Arropados por los coros de Rafa Spunky, las guitarras de Chris Khoo y J. Horror y dos divertidas go-gos, Miss Andy y Miss Topacio, Fangoria tocó en estricto blanco, el color que has adoptado para promocionar su último álbum, 'El extraño viaje', del que presentaron, entre otros, 'Si lo sabe Dios que se entere' y 'Ni contigo ni sin ti'.


El negro llegó en la segunda parte de su actuación con 'Descongélate', 'Miro la vida pasar' y 'Criticar por criticar' como preludio de su despedida, a la que se sumaron los cinco componentes de Nancys Rubias para resucitar a Carlos Berlanga, compañero del dúo en Alaska y Dinarama, en 'Rey del glam'.

2 comentarios:

Javi dijo...

Me alegro de que te gustara. Sabía que lo ibas a disfrutar.

L.V. dijo...

No sabe cuanto.
¿Seré ...? Nunca lo descartaron en GRECIA