lunes, febrero 26, 2007

VESTIDOS DE DOMINGO

Por primera vez en mucho tiempo ayer fue un domingo sin fútbol para mí. Acostumbrado a tener 2 partidos, el día se me hizo largo. Entre eso y otros vacíos personales la tarde fue aun más larga. Intenté encontrar a alguien para dar una vuelta y, aunque tampoco busqué en exceso, acabé saliendo a la calle solito.


Me relaja bastante salir a la calle y pasear. La pena es que ya no voy por ciertas zonas que antes me gustaba recorrer. El motivo es sencillo: se han convertido en 4 años en zonas conflictivas en las que por nada me he sentido incómodo. Así que de primera mano les digo que Madrid es cada día una ciudad más insegura.



VIENES POR PROPIA VOLUNTAD, QUE MALA QUE ES LA SOLEDAD, COMO SON LAS CIRCUNSTANCIAS


Se podría definir así el finde, aunque tampoco le iría mal EL BOSQUE o EL CONO. Lo que da de si un cono.

En un sábado como este no hubiera salido nunca, porque acabé cabreado con dos resultados futbolísticos.

Con uno de mis equipos empaté a dos en el campo del líder, pero me fui con la sensación de haber podido ganar.

Lo mismo me ocurrió con el Atleti. Si no hubiera sido anulado SIN MOTIVO JUSTIFICADO el GOL LEGAL de Perea, posiblemente estaríamos hablando de la goleada del día, pero no. Así que pasar página será lo mejor.


Dando un salto voy al viernes y el día fue normal hasta las 19:00 horas. La cerveza cobró protagonismo y la noche empenzó en un bosque (tal y como suena) y acabó con dos hechos a destacar. El problema con los taxistas que no nos querían llevar y hacían señales a los coches de policía que pasaban y mi discusión con un puerta.


Mis amigos se empeñan en ir a un sitio que no soporto por la gente. Mucho pijerío, mucha estupidez y mucho niñ@ creído que te mira por encima (ya me río yo). Como el puerta no podía ser menos, forma parte del ambiente del lugar y se puso tonto y me tocó las narices. Hubo discusión y ya ves tú lo que me importa que no me deje pasar en próximas visitas.


EL CONO COMO MEGÁFONO


Regresando al sábado, quedé con 2 amigos para salir un rato. Fuimos a cenar algo por la zona más arcoiris de Madrid a un restaurante que me gusta mucho. Puede que haya gente que se sienta incomoda en un lugar cuyos camareros son travestis u homosexuales, pero yo no le veo nada de raro. Pero es un lugar al que no me acompañarían algunas personas. Que cosas...

La comida ahí está genial y el ambiente es bueno. De echo los camareros se enrollaron y nos invitaron dos rondas de chupitos, je. Incluso nos invitaron a cambiar de acera, je, pero lo dejamos en que ya volveremos a cenar otro día.


No me acordaba, pero luego fuimos gorroneando chupitos por los bares de la zona. Nos daban pases con invitación a un chupito y los explotábamos en todas las barras que tuviera el local. Es una forma barata de tomar chupitos, porque preguntamos el precio y nos llegaron a pedir ¡hasta 3 euros!


De Chueca a Tribunal y allí a seguir la ruta de Cristobal hasta un bar llamado OCEAN en el que la duda es si en el suelo había arena por hacer la gracia del nombre o era porque no lo limpian. Vaya usted a saber. Allí un chaval me reconoció y me saludó. Me hizo gracia, porque me reconoció de jugar al fútbol7 contra su equipo y... ¡de que me dieron muchas patadas! Luego así acabo, lleno de contusiones en las piernas. Pero como el chaval era majete todo quedó olvidado y ya tenemos un equipo amigo (que falta hace en algunas ligas de barrio).


Y nada, cuando la noche parecía acabada, un cono en el bulevar de Alonso Mtnez dio alas al personal. A ver cuando tengo mi ordenador en condiciones, porque sigue mal, y cuelgo fotos, videos y sonidos con el cono de protagonista.

Con el cono apareció el espíritu de Papuchi y ni las mujeres ni los hombres se resistieron a sus encantos, jajaja. En serio, a ver cuando puedo colgar cosas, porque por mucho que diga, los documentos dirán más.


Quería haberme llevado el cono a casa, pero encontrarme a mi padre levantado a las 5 de la mañana llegando yo con un cono hubiera sido algo más que incómodo. Así que le hicimos una despedida a lo grande, y el cono se pasó el domingo presidiendo la marquesina de una tienda de ropa del barrio.


No está mal, empezó la entrada algo triste y acabó más animada. Algo es algo.

7 comentarios:

Javi dijo...

Gracias por tus comentarios pero alguno no lo he llegado a entender...

falta...

hablamos

PD: no creo que leas esto antes, pero por si acaso... luego iré al retiro, por si te animas

AnaCCapote dijo...

bueno el toque de papuchi, ja, ja, ja, eso demuestra que el que no, es porque no quiere, ja, aj, aj,a

JP dijo...

Gracias por tus comentarios en mi Blog.
Yo tampoco quiero hablar en estos tiempos de relaciones .
Pero si , gestos , miradas, msm , mails , a la larga encienden algo y es dificil manejarlo.
Ahh sabes una cosa ? no sè lo que es un cono .
Saludos y buena semana!

L.V. dijo...

un cono es lo que ponen los policias para cortar una calle. son pequeños, naranjas y de forma cónica.

ya veréis cuando suene aquí papuchi, jajaja.

Conejín dijo...

Hola L.V. ya no me visitas, ya tienes P.C.?
Te dejo el voto y un saludo.

Antonio Alviárez dijo...

He venido para dejar el voto, voy recuperandome, saludos

JP dijo...

Ahh ya se que es un cono!
ahora ya entendì el post.