lunes, octubre 13, 2008

LA ÚLTIMA DE WOODY ALLEN

No voy a contar nada de la peli, tranquis.
Y es más, en contra de lo que dicen algunos, la peli es recomendable.
Muy recomendable, aunque salgas con una sensación de que la vida es una mezcla de mentiras y contratos con los que tapar y superar los tabúes del terreno amoroso.
Pero eso es real como la vida misma (que sí, señores, que por mucho que lo neguemos y queramos quedar bien, las cosas son así).


De entrada, no vayáis esperando la típica película de Woody Allen, con intercambios graciosos e irónicos de frases o un guión con situaciones imposibles y gags para no parar de reír.
No.

Porque esta película parece haber sido firmada por cualquier otro director, pero no por Allen.
Sin embargo la historia, por lo que quiere transmitir, tanto por los protagonistas como por las historias y personajes secundarios, dice verdades como puños.

Se habla del amor,
de las relaciones,
de los tabúes,
del miedo a lo desconocido,
a salir de lo establecido y decidido...
...y acabas con esa sensación de derrotismo,
de miedo a que lo piensas se derrumbe.


En el mundo del amor pienso que a una persona la puedes "querer para la vida",
a otra para "un momento de pasión",
que todo esto puede ser compatible,
pero que siempre las cosas deben quedar claras entre las personas que se vean involucradas.
Y en la peli hay un momento en el que te das cuentas de eso,
de que por muy extraños que parezcan los acontecimientos,
si vas franco y directo luego la gente no tendrá nada que decir.


Si fuéramos capaces de romper esos tabúes creo que estaríamos muy cerca de encontrar la felicidad.


*********************************************************************
En breve se estrena otra película que no quiero perderme: CAMINO, de Javier Fesser.
Alejado por completo de sus registros anteriores, esta película entra de lleno en lo contradictorio de algunos episodios vitales y alguna forma de entender la religión.

Ya se está intentando polemizar con esta peli diciendo que agrede al grupo religioso OPUS DEI, pero creo que no es esa la intención de Fesser, aunque si es cierto que puede doler que se exponga tan claras algunas cuestiones VIDA - RELIGIÓN.

La frase que acompaña al título de la película me parece que debería hacernos reflexionar: "¿quieres que rece para que tú también te mueras?"
Trailer CAMINO

4 comentarios:

Antonio González dijo...

Sobre la película, basada en la vida de Alexia González Barros, que se estrena este viernes, os recomiendo leer

A) los comunicados de la familia:
Fesser en "Camino" se sirve de Alexia González Barros
"Camino" de Javier Fesser carece de la autorización de la familia de Alexia González Barros

B) la carta abierta de uno de los hermanos de Alexia a Javier Fesser: Carta abierta a Javier Fesser: grave e injusto error demencial

C) Comunicados de la oficina de información del Opus Dei:
Ante el estreno de la Película "Camino" (14.oct.08): una mirada teñida de prejuicio negativo, un cuadro falso y distorsionado
Caminos de concordia (13.oct.08): el Código da Vinci de Fesser no fomenta la tolerancia
Acerca de la película "Camino" (27.sep.08): es una radiografía falsa y manipulada

Todo esto en http://www.opusdeialdia.org/camino-de-fesser-y-alexia-gonzalez-barros.html

L.V. dijo...

Hola Antonio:

Vamos a ver... la película me apetece verla porque me gustan los mundos que crea este director.

En esta película reconozco que espero encontrar algo más, una historia contada de un modo determinado (y espero que desde el respeto), con diálogos y momentos para reflexionar.

El tema que se trata es delicado,
como casi siempre que se tratan temas religiosos.

El único pero, sin ver la película,
que puedo poner en este momento es que quizás debería haber hablado y pedido cierto permiso a la familia de la niña Alexia González Barros.

Cuando vea la película te comentaré acerca de lo que planteas en el apartado C, lo de que "no fomenta la tolerancia".
De momento lo desconozco, aunque supongo que el papel que se otorgará al OPUS será un poco como el reverso antagonista de la película.

Pero aquí volvemos a lo que decía anteriormente, hablar de religión siempre genera polémica.
En general opino que las cosas llevadas al extremo son nocivas.

Introduzco un poco, antes de seguir y para que conozcas mi postura ante la religión,
que soy una persona que ha sido educada en valores cristianos,
porque mis padres siempre han sido muy religiosos.

Quizás yo viva un poco esa fe a mi manera,
pero creo en que hay algo más después de la vida terrenal y tengo una parte especial de mi habitación reservada a una pequeña estatua de LA VIRGEN DEL PILAR a la que tengo mucho cariño y rezo más de una vez.

Pero opino que si hay un Dios, este Dios desea lo mejor para sus seres.
Nos deja libertad, la vida ocurre porque sí,
pero en ocasiones suceden actos inexplicables (milagros para unos, sucesos misteriosos para otros, mentiras para los excépticos) en los que algo actúa en la vida de los hombres para bien.

Para bien, porque si Dios existe no creo que desee el mal y la enfermedad a nadie.

Ningún Dios aprobaría los suicidios de las personas que se inmolan para matar a otros.
Y creo que tampoco enviaría enfermedades como premio.

Por circunstancias de la vida perdí hace poco a mi padre tras una dura enfermedad.
Pero vi la fortaleza y dignidad con la que mi padre se enfretó a ella hasta el final.

Ninguno pensamos que esa dura enfermedad era una bendición,
pero con nuestra fe teníamos una leve sensación de que cuando todo acabara, él no acabaría en el limbo, si no que empezaría algo más que de momento escapa a mi razón.

Para no meter la pata y como ando un poco confundido porque no me he informado demasiado sobre la vida de Alexia,
voy a pedirte que me dejes un poco más de información cuando tengas tiempo.

Y también me gustaría que me dijeras si hay algo de cierto en eso que he visto en el trailer de que la familia de Alexia veía la enfermedad como algo de Dios que debía verse como bueno,
y cual es el punto de vista del OPUS DEI en estos temas.

Un saludo y gracias.

Arturo Aldaz dijo...

He visto Camino, y aparte de otras consideraciones estrictamente cinematográficas, he considerado otro asunto: además de satanizar el opus, Fesser manipula y cambia de sentido completamente en esta película la vida de Alexia Gonzalez Barros.

Es como hacer de Ana Frank una heroína del nazismo.

Lo de Alexia es una simple “inspiración” como insiste en hacer creer, porque la película sigue punto por punto los hitos fundamentales de la vida de Alexia: familia, colegio, hospitales… todo es perfectamente reconocible, aunque Fesser haya vuelto el sentido de la historia del revés.

Fesser se ha aprovechado de la tragedia familiar de los González Barros y ha maltratado la figura de la madre de Alexia, una madre ya fallecida, buena y comprensiva, que perdió a tres hijos, mostrándola como una fanática.

Además ha cambiado a su antojo el sentido de la vida del padre, también fallecido -pintándolo como un incrédulo, cuando no lo era- y de la hermana (una mujer con dos carreras universitarias a la que presenta como una tontorrona) sin consultarles nada a los hermanos de Alexia hasta que la película ha estado acabada.

Ahora, coincidiendo con los primeros fines de semana tras el estreno de la película, va armando tácticamente escándalos y polémicas con los hermanos, sabiendo que esto genera publicidad para su película.

Es decir, después de aprovecharse y maltratar a los muertos, desea hacer lo mismo con los vivos.

Cuando le conviene, “todo en la película es real”; cuando no, es pura ficción. Si es ficción: ¿Por qué se ha negado a quitar la dedicatoria a Alexia como le pidieron los hermanos?

Les aseguró a los hermanos, además, que no saldría el nombre de Alexia en la promoción publicitaria… y ya ven.

Dan mucha luz sobre este affaire las tres cartas abiertas que le han enviado a Fesser los hermanos de Alexia en http://www.alexiagb.org

Me parece interesante señalar esto, porque una película no es sólo un resultado cinematográfico; es también un conjunto de actuaciones que pueden llevarse a cabo dentro o fuera de los límites de la ética.

Y Fesser se ha situado fuera.

L.V. dijo...

Espero ver la película y comentar mejor el asunto.

Sí que te doy la razón en que una película no es sólo la sucesión de imágenes y una historia, si no que hay cosas que van más allá de eso.

Creo que Fesser ha estado poco acertado en la forma de llevar a cabo la realización del film,
porque al ser una historia en la que se pueden identificar bajo personajes de la película a gente con nombre y apellidos, hay que tener consideración con esas personas y consultar y dejarse asesorar por ellos.

Un saludo.