miércoles, enero 07, 2009

CAMINO SORIA

El día 5 a eso de las 21:00 M se fue.
Quedaba atrás una intensa vida, llena de experiencias, de kilómetros, de trabajo, de personas... pero sobre todo una vida llena de vitalidad.
Tenía 94 años, estaba más viva que muchas personas de mi generación y seguro que hubiera seguido cumpliendo años si no fuera porque en las últimas semanas había perdido esa chispa vital y la gripe se cruzó en su camino.


En mis primeros recuerdos M ya era mayor, pero su sonrisa y sus ganas de vivir inténsamente la vida hacían que la admirara.
Siempre coqueta, bien cuidados los detalles, sus botas de tacón...
Creo que nunca escuché de su boca una mala palabra, ni siquiera un mal gesto.


Tuve un afecto especial desde pequeño por esta persona, sobre todo por el cariño que desprendía y transmitía.

Hace cosa de un año la visité y me contó algunas de sus vivencias, sus experiencias en el continente sudamericano, los años posteriores a la guerra, las relaciones de parentesco que tanto me intrigaban...

Entregó todo cuanto pudo y lo único que pidió en vida fue que cuando llegara su momento la lleváramos al lugar en el que deseaba reposar, cerca de sus padres.
Su deseo nos llevó hoy a Soria, en un día frío, muy frío, extraño, de sensaciones y recuerdos, de nieve y paisajes invernales, un día en el que la última prima de mi padre deja a su generación con tan sólo dos miembros.

Siempre guardaré un buen recuerdo de M.
Su sonrisa, su fuerza vital...

5 comentarios:

Milongas dijo...

Lo siento mucho L.V., siempre es difícil despedirse que quienes amamos en vida. Por siempre te quedará su recuerdo.
Besos y muchos abrazos.

niña_de_colores dijo...

se que algunas personas seguiran vivas por tu manera de recordarlas...

JP dijo...

es dificil despedir .Pero como dicen las chicas , en los recuerdos se proyectan las personas.
Lo siento L.V.
Un abrazo

MI RINCONCITO dijo...

Cuando alguien se va....lo único que queda es el recuerdo de los momentos vividos---así que no borres nunca eso de tu mente...



besososo

L.V. dijo...

en el mundo hay gente y gente.
el tiempo y la memoria seleccionarán a quién dejamos en el camino del olvido y a quién recordaremos con los demás.

un saludo y GRACIAS a todos