miércoles, marzo 21, 2007

DE PASEO POR LA REALIDAD

Durante un par de horas abandoné mi paraíso personal para estar en el día a día. En ese tiempo me di cuenta de lo bien que se está alejado de líos mentales. Con esto no quier decir nada, pero hablas con unos, te cruzas con gente con caras pusilánimes y prefieres no pensar en que historia hay detrás de cada uno para llevar esas miradas.


Todos tenemos malos días en los que no queremos levantarnos de la cama, pero lo peor que se puede hacer es quedarte en la cama. Y menos solo,¿no?. Je.
Y fíjate que a mí en la cama me gusta estar solo, porque me muevo mucho hasta que cojo el sueño y con alguien más me sentiría incómodo.


Hoy, después de días en los que no ha pasado mucho para contar (o que directamente no me apetece contar por motivos de seguridad de la ONU), se me han juntado distintas noticias, perfectas para dejar un sabor agridulce en la boca.


Por orden, lo primero que supe es que mi equipo de fútbol sala ATP-UrbanLine al que llegué hace un par de meses está muy cerca de la salvación, porque desciende un equipo menos de los que pensábamos. Así que nos mantendremos en la categoría y el año que viene se intentará el ascenso.

Por la tarde llegaron las noticias menos apetecibles. Mis dentistas de toda la vida se van a Toledo. Después de más de 10 años de idas y venidas y hacer que las visitas al dentista fueran amenas, se acabó. Es de esas despedidas que no me gustan.

Siempre hay gente que aparece y un día, por mucho que quieras mantener el contacto sabes que desaparecerán y no volverás a saber de ellas. Me jode perder gente por el camino. Hablo de gente de la que me gustaría saber de su vida, porque hay otros que rezaría para que se fueran lejos.


Y, curiosamente, el día empezó con fútbol y acabó con él. Acabó con mayúsculas.

Por falta de dinero y de involucración de los componentes del equipo de fútbol-11, nos retiramos de la competición. Joder, digo adiós y apenas lo saboreé bien.



Aun quedan horas hasta que acabe el día (para mí no acaba hasta que me duerma, sea la hora que sea), pero me tendré que volver a mi mar de la tranquilidad, algo más triste, pero bueno, me pondré música, escribiré un poquito, y quién sabe si no me iré a la cama con una sonrisa.


Los días son largos y... je, mira ya sonrío un poco, porque me estoy acordando de una rima de la vida, larga y comer no sé qué...

(¡Qué feliz un tonto, o sea yo, con un lápiz, o sea,...11)

3 comentarios:

Carlitos dijo...

Y por fin has vuelto a la blogósfera! bienvenido!

ups! has relatado tantas cosas en tan pocas líneas que no se cual de todas comentar... lo de la cama no te preocupes, q yo igual me muevo mucho, pero cuando estas acompañado inconscientemente te duermes más tranquilo. lo de tu equipo de fútbol, que bien q no descienden. y tus dentistas...¿por q tuS dentistaS, tienes más de uno?....



eso sería todo...

saludos y click.

JP dijo...

Hola! pasaba por aki.
Yo tb prefiero dormir solo.
Saludos

percevo dijo...

pues a mi me cuesta dormirme pero mover no me muevo nada.
en cambio de dia me quedo roque a la primera de cambio.
en cuanto a lo de las caras pusilanimes pueden ser porque el chaval haya tenido mal dia o porque ha empalmado jeje. y cada uno tiene que tener sus historias cuanto menos curiosas, unicas y si cabe tambien raras de cojones porque esas historias en ocasiones van acorde con la personalidad y los gustos de cada uno, digamos que son parte buena mas, de nuestra vida.
yo por lo menos no me arrepiento de todas las movidas raras que he tenido, ademas de que de todo se puede aprender algo... o eso dicen , porque ahi ya no sabria que decirte.