jueves, abril 16, 2009

PASSEN WIR ZUSAMMEN?

Estos días estuve de viaje por PRAGA y BERLÍN.
De Berlín ya he hablado mucho (y más que hablaré),
y de Praga la verdad es que no sabría que contar: todo el mundo me decía que era preciosa, la "PEQUEÑA PARÍS" y quizás esperaba más de lo que vi.

De todas formas,
en un momento dado, dentro de la catedral, hubo un momento por el que mereció la pena estar allí.



Al acercarme a ver una sala que estaba al margen,
los frescos de la pared me inspiraron algo que hicieron que volviera a confiar durante unos segundos en la humanidad.



"El hombre ha creado el caos, pero algunos otros han creado cosas bellas"
¿Por qué no confiar en que siga ocurriendo igual?



Sí, y en esos segundos de confiar en el hombre,
recordé que en Alemania se me ha perdido mucho y vi que sigo siendo
el mismo gilipollas de siempre, capaz de lo mejor y lo peor a partes iguales.
Fiel a mis principios hasta el final, aunque no sean siempre positivos ni traigan buenas consecuencias.
Bonita forma de llamar a la cabezonería pues.

“…Toda la vida buscando,
sin saber qué estás buscando…”
Y de pronto encuentras ese algo, te llena y por falta de madurez coqueteas con
el riesgo y la débil línea que soporta el todo frente a la nada.

En estos meses me he ido dando cuenta de que el mundo es para cada uno como lo percibe,
pero que dentro de ese mundo hay leyes que lo rigen y por encima de todo está la más poderosa, el amor.

Queramos o no es algo que está ahí, es difícil abstraerse a su influjo y cuando lo gozas da la vida y cuando no es correspondido, apuñala con fuerza.

Solíamos cometer el error de no siempre enamorarnos fieles a lo que queríamos o pensarnos enamorados cuando no,
pero los tiempos están cambiando y, excepto en las dictaduras de lo irracional, cada día son más los que se enamoran de personas independientemente de otras cosas.
Puedes enamorarte y salir bien o mal,
puede ser un espejismo demasiado real o estar cargado de hábitos nocivos,
pero antes o después te pasa.
A veces se va, a veces comienza un ciclo principio-fin y otras se pierde sin saberlo ver.



En unos meses he tenido la increíble sensación de haber encontrado eso que sin saber buscamos.
Siento como nunca he sentido y pienso como nunca pensé que haría.
La oportunidad más importante y la persona más increíble.

Ahora quizás algo esté empezando a cambiar.
Muchas ilusiones, nuevos sueños, metas que exigen arriesgar,
pero mi vida por delante y espero que siempre junto al KLEINE HASE.



********************
(Todas las fotos fueron tomadas en Praga,
excepto la última, que es de Berlín)

6 comentarios:

Uve dijo...

Que chulooo ^^
Me gustaría ir a Berlin, pero creo que ahora no es el momento... por los recuerdos y esas cosas :(

Espero que esté todo bien... besos!

Liddlesquaw dijo...

KLEINER Hase te manda muchos besos y un graaaan abrazo! En pocas horas estaré en la playa del Mar Báltico...De allí te enviaré algo de sol, aire fresco, agua fría y arena fina, vale?
Y recuerda: Bis zum Mond...und wieder zurück! :*

Javi dijo...

Buf! qué bonito es a veces estar enamorado y qué jodido a veces...

L.V. dijo...

Uve, ve a Berlín cuando te encuentre con las ganas necesarias.
Es un lugar que merece la pena.
No sé, a mi me fascina.

Lo mismo te digo Javi.
A ver si nos hacemos un viajecito allí, que el de Semana Santa se te truncó y no es plan.
Del amor... "es la distancia más larga entre dos puntos".
Lo es y lo será.

Y es difícil porque si una persona a veces no se pone de acuerdo consigo misma, como para ponerse dos de acuerdo.

Son muchas sencaciones, sentimientos, que vienen, van, evolucionan...
...como una partida de ruleta rusa: sale bien y ganas o pierdes y revienta tu cerebro.

L.V. dijo...

Liddlesquaw, ya me llega ese calorcito...
y por mucha que sea la distancia... siempre bis zum Mond...und wieder zurück!
hay que volver, para no perderse, je.

JP dijo...

muy lindas fotos . Eso de confiar de nuevo en la humanidad me gustó.
A mi a veces también me gustaría confiar un poco más.